¿Cómo medir el consumo de aire comprimido?

Medirelconsumodeairecomprimido3

Formas de calcular el consumo
de aire comprimido

Para poder elegir correctamente el compresor de aire que utilizará en su empresa, necesita conocer el consumo nominal de aire comprimido para evitar complicaciones posteriores, así como costos extras en mantenimientos. Es por esto que en este artículo le contamos como puede iniciar con este cálculo.

Para iniciar este cálculo se necesita conocer la demanda de aire global en su empresa, sumando todas las herramientas, máquinas y procesos que se conectarán, tomando en cuenta desde el principio las fugas, el desgaste y los cambios previsibles en el futuro.

Un método simple para calcular las necesidades presentes y futuras consiste en definir el aire que necesitan:

1.- Los equipos conectados
Para realizar este tipo de cálculo hay que hacer una lista de las máquinas, con su respectivo consumo de aire y el factor de utilización previsto. Si no se dispone de los datos de consumo de aire o del factor de utilización, se pueden emplear valores estándar.

2.- Factor de utilización.
El factor de utilización de las herramientas puede resultar difícil de calcular; por lo tanto, los valores de cálculo se deberán comparar con el consumo medido en aplicaciones similares. Por ejemplo, los grandes consumidores de aire, como amoladoras y máquinas de chorreo de arena, suelen utilizarse durante largos períodos (3–10 minutos) en funcionamiento continuo, a pesar de su bajo factor de utilización global, pero no se trata en realidad de un funcionamiento intermitente, por lo que es necesario calcular cuántas máquinas se usarán simultáneamente para determinar el consumo de aire total.

La capacidad del compresor se determina esencialmente por el consumo nominal de aire comprimido. El caudal de salida libre del compresor deberá cubrir este consumo. La capacidad de reserva calculada se determina principalmente por el coste de pérdida de producción derivada de un posible fallo de suministro de aire comprimido. El número de compresores y su tamaño se determinan principalmente por el grado de flexibilidad deseado, el sistema de control y la eficiencia energética.

Las mediciones deberán realizarse al menos durante una semana en condiciones de funcionamiento normales para obtener unos datos correctos.

Los resultados de las mediciones también permiten simular diferentes instalaciones al objeto de averiguar la combinación más favorable.

Al diseñar la instalación también deberán tener- se en cuenta factores como los tiempos de carga y descarga. Estos datos sirven de base para evaluar el factor de carga y las necesidades de aire comprimido, distribuidas a lo largo de un día o una semana laboral.

El factor de carga no se puede deducir simplemente del cuenta horas del compresor. Un análisis operativo también sirve para calcular la recuperación de energía potencial. Con frecuencia se puede recuperar más del 90% de la energía consumida. Además, el análisis puede dar respuesta a cuestiones relacionadas con el dimensionado y el método de funcionamiento de la instalación.

Calculo-ConsumoAire

Photo by Scott Graham on Unsplash

Si quieres conocer más sobre cómo calcular el consumo de aire comprimido de tu empresa, déjanos un mensaje y te responderemos lo más pronto.

COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *